Línea de mezclado completamente flexible.

Congelados

Mezclar 10 ingredientes diferentes a 10 toneladas por hora con una exactitud de más o menos un 1% durante 24 horas, 6 días a la semana durante 50 semanas al año.

El desafío:

Históricamente la empresa utilizaba un laborioso sistema de 43 operarios, con un proceso muy propenso al error humano dando lugar a la descarga de la mezcla incorrecta en el búnker equivocado con el consiguiente desperdicio del producto debido a que se echaba a perder.

Nuestra solución:

Introdujimos un sistema operativo controlado por PLC, diseñado no solo para reducir el error humano y asegurar la exactitud en la alimentación del producto sino también para resolver completamente los problemas del desperdicio del producto, inexactitudes y la necesidad de intervención humana.

Introdujimos una línea completamente nueva con un sistema de volquete sobre carriles que alimentaba a 10 búnkeres. Este incluía el uso opcional de un clusterbuster para asegurar que el producto IQF se dosificaba en células de carga a un transportador de recogida central. Esta ‘mezcla exacta’ se alimentaba a un tambor de mezclado bien para almacenarse a granel para su uso futuro o directamente al sistema de distribución para su envasado inmediato.

Resultados:

El rendimiento de esta inversión de 1 millón de libras esterlinas fue de tan solo 8 meses y el cliente sigue disfrutando de los beneficios de una línea de mezclado completamente flexible, que manipula verduras y fruta congeladas y supera los problemas de ineficiencia.