Detección de metales en la línea

¿Por qué desechar un producto acabado cuando puede detectar en la línea? Por qué rechazar 10 segundos de producción por una partícula ferrosa cuando nuestro sistema permite que el producto rechazado pase una segunda vez por la línea reduciendo los productos rechazados en un 96%.

Para acomodar detectores de metal envolventes utilizamos una combinación de polipropileno (debajo del detector de metal) y acero inoxidable. Cuando se detecta un metal se abre una compuerta por donde se elimina el producto rechazado en una fracción de segundo. Nuestra recomendación es que todos los productos rechazados se retengan y vuelvan a añadirse a la línea al final de la tirada de producción para maximizar la producción e incrementar el rendimiento de la inversión.

El metal es uno de los contaminantes que más comúnmente se encuentra en la producción de alimentos. Hay tres grupos principales de metales que detecta un detector de metal alimentario:

  • Ferroso
  • No ferroso
  • Detección de acero inoxidable (dependiendo de las propiedades magnéticas del contaminante)

Si hay otros tipos de contaminantes (vidrio, hueso calcificado, cerámica, piedra) que han de detectarse, un sistema de inspección de rayos-X ofrecerá capacidades de detección mejoradas y Cox y Plant puede diseñar las interfaces según sus requerimientos específicos.

Quieres saber más?

Llámanos ahora en +44 (0)1384 895 121.